Cómo proteger la piel atópica en verano

Es hora de dejar a un lado el invierno y dar la bienvenida al buen tiempo como se merece. La llegada de la primavera y del verano, conlleva que los días se alarguen y podamos disfrutar de más horas de luz natural. Además, según varios estudios científicos, la luz del sol nos aporta grandes beneficios para nuestra salud: estimula la producción de vitamina D, nos ayuda a reforzar nuestro sistema inmune y mejora considerablemente nuestro estado anímico.

Debemos recordar que, la radiación ultravioleta e infrarroja, puede ser dañina para nuestra piel. De ahí, la vital importancia de protegernos frente al sol y recordar siempre las nociones básicas para el cuidado solar. Debemos ser muy minuciosos con nuestra exposición, especialmente si padecemos dermatitis atópica.

¿Qué es la piel atópica?

Es una enfermedad crónica que causa sequedad, irritación y picor. Las personas con piel atópica, presentan una piel irritada debido a la falta de secreción sebácea e hidratación.

Sin embargo, la llegada del sol y del buen tiempo, trae consigo grandes beneficios para la dermatitis atópica. Los climas suaves y con humedad, junto con los rayos solares, reducen la sequedad y evitan que la piel sufra.

Cómo tomar el sol si tu piel es atópica 

  • Debemos evitar la exposición directa durante las horas centrales del día. Recuerda tomar el sol siempre de manera moderada.
  • Protegernos bajo nuestra sombrilla y utilizar camisetas de manga corta si vamos a pasar un día en la playa.
  • Ducharnos tras salir de la piscina para eliminar el cloro de nuestra piel y evitar posibles irritaciones.
  • Utilizar productos solares específicos que se adecúen a nuestra dermatitis atópica. Nuestra gama de protectores solares Gisèle Denis te aportan la protección que tu piel necesita frente a los efectos nocivos del sol.

¿Cómo protegernos frente al sol? 

Como os hemos indicado con anterioridad, nuestros productos solares, son ideales para lograr una protección plena de la atopía. Gracias a la contención de filtros solares FPS 50+, tu piel sensible estará en todo momento protegida frente a la radiación UVA y UVB. 

Su fórmula de activos está constituida por Vitaminas C y E, junto con otros ingredientes que nos ayudan a mantener nuestra piel hidratada durante la exposición al sol, favoreciéndonos un bonito tono de bronceado.

Nuestra gama de protectores solares para pieles atópicas Gisèle Denis, también son resistentes al agua, no contienen perfumes, están testados dermatológicamente y son aptos para los más pequeños. Aplícate una cantidad abundante de producto 30 minutos antes de la exposición al sol y recuerda nuevamente aplicarte más cantidad, como mínimo cada dos horas, después de cada baño y de secarte con la toalla.

No olvides hidratar continuamente tu piel y protegerte siempre. Si tu piel no responde bien al sol y es mucho más sensible, ten cuidado y sigue las recomendaciones de tu médico.

 

Post a comment